En el mundo empresarial actual donde los márgenes son tan reducidos y la competencia tan feroz, cualquier reducción de costes se convierte en una mejora competitiva además de un incremento de rentabilidad siempre bienvenido.

Ahorro en la factura de la luz

Ahorro de hasta el 85% en la factura de la luz (aunque podría llegar al 100% no recomendamos desconectarse de la red eléctrica como medida de seguridad para nunca quedar desabastecido, por lo que habría que seguir pagando como mínimo el término fijo de potencia con la compañía suministradora).

No más incrementos de coste

Elimina los incrementos de coste ocasionados por las subidas anuales en el precio de la luz. Los costes de la electricidad fotovoltaica generada no se ven afectados por las subidas en los precios de la luz que se suelen producir cada año, lo que en la práctica significa que cada año que pase el ahorro será mayor.

Bonificación en impuestos

Bonificación en las cuotas de impuestos locales como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y otros (según provincia).
 
 
 
 

Ahorro garantizado

Tanto si usted decide comprar la instalación, como si se decanta por la opción de Renting (la que nosotros recomendamos), empezará a ahorrar desde el primer día. En el caso de la compra, el ahorro puede llegar a ser del 85%, mientras que si opta por la opción de Renting, la instalación se pagará con el
ahorro obtenido y aún así, su factura de la luz puede rebajarse en torno al 5%-15%. Una vez acabado el renting, la instalación será suya y el ahorro pasará a ser de hasta el 85%.

Mejor imagen de empresa

Mejora de la imagen de su empresa ante terceros al reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera convirtiendo a su empresa en eco-friendly, aspecto cada vez más valorado por los clientes. Además, este punto cada vez tendrá más importancia, tanto en la relación con las Administraciones Públicas como con entidades bancarias, pudiendo tener prioridad en ciertos trámites o concesiones o condiciones más ventajosas frente a las empresas que no sean “verdes”.

Futuro cada vez más eléctrico

No se debe de olvidar que en un futuro cercano, se estima que el gasto eléctrico crecerá debido a la electrificación de automóviles, furgonetas, camiones y otros muchos productos que se va a producir en los próximos años, lo que convertirá a la energía fotovoltaica, cada vez más, en la mayor fuente de ahorro para las empresas.
 
 
 

¡No lo dude más! Empiece a ahorrar con renovables.

Contáctenos y nuestro grupo de profesionales le informará de todo lo que necesita para ahorrar con renovables. Le hacemos un estudio gratuito, sin compromiso.
¡Estamos deseando ayudar a su empresa!